top of page

Las sonrisas se agotan

Es raro ver a un niño sin una sonrisa. En el Darfur, a pesar de las dificultades y carencias que muchos de ellos sufren, siempre tienen a punto una broma, un saltito o una risa cuando alguien los quiere fotografiar. Pero ayer fue de las pocas veces que no vi muchas. Los niños que han llegado recientemente a los campamentos de desplazados de Kalma y Al Salam, en el Darfur Sur, huyendo de los saqueos y ataques indiscriminados de las milicias, ya no les queda muchas fuerzas para sonreír para la foto. Y esto hace temer que en el Darfur, tras más de diez años de un aburrido e interminable conflicto, a los niños se les está agotando la paciencia. La alegría propia de la infancia se está borrando de sus caras paulatinamente. Y da miedo que esto no tenga marcha atrás.

Esta última experiencia me ha recordado la reciente campaña de la ONG Save The Children con un video impactante. La sonrisa de la protagonista, una niña británica que interpreta los mismos efectos que sufre una de Siria, se va apagando a medida que avanza la historia. Podéis ver este video aquí.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page