top of page

Naranjas de sangre


La traducción al castellano de Naranjas de Sangre parece muy cuidada. Y no creo que haya sido un trabajo fácil hacerlo. La redacción és una combinación de narradores (el yo íntimo y el omnipresente), combinada con una ordenación compleja e interesante, que la convierten en un reto, tanto traducirla como leerla.

El libro es un estudio sincero de la nula reconciliación que España aún no ha tenido por los efectos de la Guerra Civil y la dictadura franquista. Personajes a ambos bandos: el padre (Francisco) que se comprometió con la causa hasta la médula; el viejo Antonio que tuvo que huir y perder a su familia; y unas generaciones jóvenes y casi perdidas entre ambos que no entienden por qué sus antecesores cometieron las torpezas de sus equivocaciones. Errores que, a pesar de ser históricos, no dejan de ser humanos. Y de aquí el final reconciliatorio [SPOILER] de la hija que besa la mejilla del cadáver de su padre, antes de enterrarlo con la memoria de sus crímenes.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page