top of page

Una estrella de carne y huesos

El batería de Els Pets, Joan Reig, demuestra una calidad humana impagable, en una época difícil de encontrar

El músic i cantautor Joan Reig a Arbeca. © Albert González Farran
El músico y cantautor Joan Reig en Arbeca. © Albert González Farran

A menudo los músicos que están de gira atienden a los periodistas el mismo el día de su concierto, entre las pruebas de sonido y la cena, en un momento en que a unos y otros nos cuesta concentrarnos. Todo con prisas y poco tiempo. Pero con Joan Reig, el incombustible batería de Els Pets, no fue así en Arbeca. El día de su actuación (que finalmente fue el 4 de diciembre) él estaba demasiado ocupado para atenderme. Y en lugar de declinar la propuesta, decidió venir expresamente a Arbeca unos días antes para hablar con tranquilidad. Cogió su coche desde Constantí y en una hora se plantó un día cualquiera a media mañana frente al restaurante la Placeta para charlar sobre su vida y su música. "Desde el inicio de Els Pets, nosotros éramos de los que iban siempre a todos los pueblos pequeños que nos lo pedían, en las revistas locales y en las radios municipales", dice Reig, "nos gustaba recorrer el país porque la gente nos lo pedía agradecía mucho".

Cuando nos hacemos mayores, acabamos midiendo la calidad humana de las personas no sólo por lo que hacemos, sino también por lo que demostramos hacer. Es decir, por aquellas acciones que vienen de la propia voluntad y que no están pensadas sólo en el beneficio propio. En un presente en el que las redes sociales son mayoritariamente hedonistas, se agradece un toque de humanidad, de aquella de carne y hueso

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page